26.11.12

El candidato


Muy al fondo la casa guarda, entre toda su maleza, un nogal, y este a su vez, un pequeño gorrión, que canturriento se posa en una de sus ramas, siempre yendo de un lado a otro, mientras sus pacientes compañeros de nicho escuchan y observan su esmerado canto.

Mi padre le llamaba "el candidato" pues todos los días, desde ya hace un tiempo, se posaba en la misma rama, pudiendo estar horas dedicado a entonar una encendida canción. 

Hermoso era verlo silbar las notas más encarnecidas, surgidas de su explotado e hinchado pecho. Parece querer convencer. Y curioso se tornaba su discurso cuando su tribuna intentaba interrumpirlo, ya que su canto fuerte y sonoro no daba oportunidad al contrincante, llenando único el ambiente. Hasta que, de un momento a otro, en pleno clímax, calla. Para luego silbar algunas notas bajas de despido y rápidamente lejos fugarse, dejando el aire en un reflexivo silencio.

Tiempo después regrese a casa, esperando poder volver a escuchar a este diplomático cantor, sin embargo me comentaron que "él" ya no se presentaba. Y al preguntar si alguien lo había visto, mi padre comento con cierta despreocupación "supongo que ya habrá salido electo".

22.11.12

Escritos en una pared, mientras caminaba.

"Aquí, se mata"

"De aquí, si entras, no sales"

"Aquí desaparece gente"

"Aquí, una pieza y una T.V."

20.11.12

Mujer Mía

Figura Luminosa, que estás en la tierra,
Santificados sean tus lujuriosos pasos,
ven conmigo a dar un paseo;
y Hágase lo que pida o deseé,
aquí en mi auto como en polvorientos moteles.
Dame tus labios secos, pan sabroso del mediodía,
y perdona que mi hombría solo quiera de tu vientre,
como yo perdono que tu no quieras saborear solo el mio.
No me dejes caer solo en tu contemplación,
y librame de mi santidad.

[Oh! my] Womén!

15.11.12

Dime

Dime ¿quién eres? desde la ventana de un cuarto piso veo la ciudad, tan lejana como siempre, tan independiente que te esconde, te oculta de mi. 
¿Quién eres y a dónde vas?

Si, te soñé

 Y te soñé... entonces tierna te contemplaba esa tarde, en la que caminabas lenta entre tanta pesadilla. Eras extraña, lejana a este mundo en el que te abrías paso. Volabas a centímetros del piso.

 Eres bella e indiferente. Eres bella y mueves los hilos oscuros de las miradas. Eres bella y lo sabes, y atrapas al incauto en tus redes. Porque te sabes poderosa y fuerte, porque te sabes amada y venerada, desprecias a quien te pretende con desidia del poco encanto, a los que no portan en sus labios palabras de ternura, locura o verso. Eres tierna frente a un mundo monstruoso del que te alejas, paso a paso, verso a veces, palabras otras, pero mujer, mujer siempre.

 Sí, te soñé... luego me pierdo en vos, pues, después de tanta hora nocturna, dormir ya no puedo amor, ya no puedo.
Un día más en Gomorra pues, después de todo, viviré y... ¿sobreviviré? no sé. 
Ven, abrázame un rato.

5.11.12

En Blanco

En mi mente corres,
entre ideas y desvelos,
tan rápida, tan libre,
que ha escribir no te alcanzo;
y en un segundo me quedo
sólo con tu ilusión
y un papel en blanco.

3.11.12

En ese cuarto oscuro

No verte y admirarte a escondidas en ese cuarto oscuro. No oírte y disfrutar del musical de caricias. No tenerte y sentirte cerca cada vez que cierro los ojos y escucho una bella canción.
Seguro fue un poeta, cobarde entre cobardes, cubierto con la piel de lobo siendo nada mas que una oveja, el que inhalaba timidez por su cuerpo para luego exhalarla en palabras al paso del viento, fue seguro el primero en amar, pero nunca el primero en ser amado.

Quisiera

Quisiera saber tantas cosas, siendo yo un poco lento, tras un largo camino, un largo camino. Queriendo llevar por siempre esa luz tan linda, que me hizo sentir un tanto fuerte, en tan largo camino, tan largo camino. Aunque ya me haya ido, te prometo siempre traeré colgado, a un lado de mi corazón, ese amor que nos vio, tan lindo, tan lindo. Ahora iré lejos por tan largo camino, con la esperanza que un día, no sé a qué hora ni porque motivo, al intentar ir lejos, tan lejos o tal vez más cerca, volvamos a ser felices.
"Y, aunque no juntos, vivieron felices por siempre " // ¿Ese era tu final de cuento soñado?
¡Tu problema sigue siendo que crees en lo que sabes, de hecho crees en ti mismo, pero no sabes porque late tu corazón!

Matarte a balazos

Y así, así es como se enamora, tu corazón con el mio,
¡Y así... así es como se encabrona su corazón con el mio!
No, no, no hay, no hay que llegar tan lejos para entender,
No, no hay más que un día perdido, ni una belleza perdida.
No, no hay nada que entender, ni mas que tiempo, al parecer.
Y así, así es como se enfrentan tus razones con la mía
Y así... y así me hacer creer, busco aquí la loca melodía

No, no, no hagas enloquecer, no me hagas sentir liberado
No, no hay mas dolo que el que un día en mi has volcado
No, no hubo un amor mas loco, ni ninguno habrá aparecer.

Y, aquí, te ves hermosa, perdida a los pies,
y, aquí, te ves plena, apetecida como miel.

a ríos de Hiel, nada mas que hiel que embriagas mi cariño,
dulce hiel que bella te vuelves sonrisa, y a veces trino.

Hay que partirte a pedazos pa` venderte como alegría, amor,
pa` dejarte de odiar,
Hay matarte a balazos pa` que no me des vuelta la cabeza, amor,
pa` que te dejes amar.

1.9.12

Extraordinarios son los cuentos de hadas, pero lo realmente sorprendente es el vivir. El día a día siempre será un reto.

24.8.12

Postdata

Pd: Te quise, te ame, te perdí.
Hoy sentí correr palabras locas hacia ti. Desesperadas y eufóricas, corrían hacia ti, y sin embargo no te alcanzaban, no tenían fuerza, sin aire, te dejaban ir. "Te amo" gritaban. "Ya es tarde".

23.6.12

Circus

El Circo de medianoche ha comenzado su marchar.

 ¡Viva!

Una mujer de desordenados volúmenes, quita a los durmientes su tranquilidad, pues gime, goza, salta, exclama y ríe. Ha provocado que lumbre habitada contemple la roja oscuridad, calientes, perdidos y cansados, ojos fijados en la infinitud del cielo.

¡En esta fiesta, solo ella puede soñar!

Quieren huir, pero ya es tarde. (Mañana toca laborar, hay que esperar, ya habrá de callar).

El Circo de medianoche ha comenzado su función y...

 ¡Dios mio! lo comido y lo bailado ¿Quién se lo podrá quitar?

No es el amor sino un sueño

No es el amor sino un sueño, 
no es el sueño sino una flor,
deshojada en el claro otoño,
en septiembre, verso y beso.

¿Qué sueños vendrán desde el ancho mar? ¿qué ideas caerán maduras de su frondosa cabeza?
 Deseo que me acompañes a caminar, más allá de mi mal ánimo, hacer barquitos de papel que se pierdan lejos y durmientes.

22.6.12

¡Tú no tienes Marías que se van!

"Dios mío, estoy llorando el ser que vivo;
me pesa haber tomádote tu pan;
pero este pobre barro pensativo 
no es costra fermentada en tu costado: 
¡tú no tienes Marías que se van!" 
César Vallejo

 ¿No te has sentido alguna vez, amigo mío, un personaje inmerso en una gran y extraña nivola? como si de Niebla se tratará, desafío a mi autor en el diario vivir; pero este Señor vengativo me alecciona, tumbando por completo las pretensiones de poder ser mi pequeño dios.

 Hace ya tiempo de la vez que viaje a ver a los mios, allá en las tranquilas tierras de mi natal San Vicente. Era Domingo y día "de la madre", y como buen hijo fui a ver a mi mamá, acompañándola devotamente a todas partes; e incluso, a su sagrada misa.

 Estaba ahí presente en cuerpo (porque en alma me iba y venia, inmerso en ideas, pensamientos, locuras de que aquellas que atacan de vez en cuando, que me hacen muchas veces olvidar completamente donde estoy) hasta que lloró. Sí, hasta que él lloró: el sacerdote, que reflexionando la lectura, dentro del sermón dominical a los oyentes, se había quebrantado, se hubo en un momento cubierto en llanto. Había recordado a su madre enterrada hace unos días. Pidió disculpas, tomo agua y continuo; pero en mi cabeza ese llanto había congelado y borrado todo lo que pensase. Ese llanto, había traído (¿resucitado?) a Vallejo; pues veía en el rostro de aquel hombre, los ojos húmedos de quien vio a María irse, ascendida a los cielos.

 Amigo, ¡realmente había quedado perturbado!, mi cabeza no hacia más que repetir una y otra vez un verso, "¡tú no tienes Marías que se van!"; me atacaba, se repetía como maldición, me recordaba que nada (y nadie) amado es eterno.

 "¿Cómo será el mundo cuando no pueda yo mirarlo/ ni escucharlo ni tocarlo ni olerlo ni gustarlo?/ (...) ¿cómo será el mundo sin preguntas?". 

¿Cómo sera el mundo sin preguntas? Solitario, simple, hasta utópico ¿Pero sin tu madre, sin tener ese regazo que siempre espera dispuesto a acogerte? No, no lo puedo concebir.

 Mi amigo ¿por qué tiene que ser una simple "tragedia" la muerte de un hijo y sólo un "hecho de vida" la pérdida de una madre? ¿sólo porque uno llegó después que el otro? ¡Tú que estás en los cielos, no sabes! ¡No! nunca has sentido ese miedo, el miedo, esa terrible espina que te perfora el alma; ese miedo de que alguna vez Madre ya no estarás ahí.

(Se me hace un nudo en la garganta)

12.6.12

Tragedia Griega

"¡Un beso, mi reino por un beso!" gritó, desconsolado, el amante viendo partir a su amada.

Triste, maldito, irritado se cubre el rostro, maldiciendo a la Luna. ¡Por qué la iluminaba a ella!, al darle su luz, aquella majestuosa luna, hacia visible su miserable huida.

Un beso por un alma, una lágrima, un otoño borrando las primaveras en su corazón...

"¡Un beso, mi reino por su beso!" gritó, finalmente, el amante que vio partir a su amada.




Escena siguiente, un salto... y un abismo que jamás devolverá lo escondido.

11.6.12

Tregua

- "¡Tregua!", gritó, ya cansado.

Su sombra le había permitido un descanso, hoy la lucha no tenia la gracia de siempre. Se sentía algo distinto . Algo le ha pasado a su contendiente, y lo único que hace es dar golpes, sangrientos y profundos golpes, todos perdidos, todos al aire, sin mediar alguna repuesta; esto la aburre y cansa. Hasta que él, finalmente, cae.

- "¿Qué te sucede?" le pregunta, en un momento de silencio.

- "Me he enamorado... " le susurra su contendiente.

Caía. Caía al suelo riendo. Su rostro, transformado por la risa. Su cuerpo, quedando inmóvil. La sombra, alarmada, intenta hacer algo. Lo toma, lo remece, le grita, lo golpea. Él ríe apenado.
¡No podía ni quería perder a su compañero de juegos! ¡No, no quería acabara esto! pero todo era inútil. La enloquecedora ira la hizo gritar invocando a la Sombra.

- "Máldita aquella amada que me quitase a mi compañero, ¡qué desaparezca! ¡qué desaparezca en este instante de este mundo, te lo ruego, mi Señor!", clama.



Y se hace la luz, y ella desaparece.

10.6.12

El día comienza

"Ya ves, a veces me canso de ser hombre y también
me agota escuchar que todo va bien"
-Ismael Serrano
El día comienza, revuelto, entre ideas
y malos sueños; cansado estoy de caer.
Desde las sábanas, puede que salte
por miedo, frente sus calientes fronteras.

En eso, te veo, y pienso en el milagro
de estar ahí, quieto, seguro y cobijado;
respiro en tu boca, invadiendo tus señoríos,
acorralada quedas "¡la vida o tus labios!".

                          ***

Ya ves, a veces me canso de ser hombre,
también me agota escuchar que todo va bien;
solo sentirte ahí en mis brazos, sonriente, fiel.

Ya ves, a veces me canso de ser hombre,
y no deseo más que esconderme en tus tierras,
con excusas, siempre ser señor de tu mirar.

7.6.12

El corazón llama al corazón

El corazón llama al corazón, llora. ¿Por qué no lo intentas? ¿por qué lo evitas? ¿Acaso crees que así eres fuerte? ¡llora! Deja atrás [encima y/o adelante] la tristeza, deja de lamentar, de pensar, de amar, de susurrar,de recordar... ¡¡llora!!
¡Llora como llora el niño! a corazón abierto, en sagrada suplica maternal. Solo llora, hacelo como el joven: siempre enamorado, como ejercicio, de vez en cuando desolado (muchas veces, solitario). Simplemente, llora. Llora, pacifico, viejo hombre perdido, cansado, nostálgico, soñando el antaño, que oro fue.
Completa, tristemente, cariñoso, pausado ¡llora!; porque quizás después de la tormenta salga el Sol...
... o sencillamente, nada.

5.6.12

Hombre en llamas

Un hombre en llamas,
cae frente a la Moneda,
fulminado por el ángelus
de lamento, de luz,
de enfermedad.

Grita desconsolado,
sus quejas no han escuchado,
“no quedo otra” explica
ante el tribunal celestial.

En este mundo descomunal
siento su fugacidad,
siente su triste encender
y por el olvido perecer.

Dime, Miño,
Que es morir de soledad
tu recuerdo quemar,
solo para que te pudieran escuchar



1.6.12

¿Qué es el miedo?

¿Qué es el miedo? es ignorancia, perdida de la razón y el entendimiento; es soñar de espalda al mundo, pues ya no te satisface; es no tener futuro pues el pasado hoy lo ha consumido; tener la piel de gallina, ojos y lengua de serpiente; es incertidumbre de seguro fin y final de cuento vivido; es verte partir y no saber si voy a estar ahí para recibirte... porque, tal vez, ya habré decidido irme.

Luna llena (Parafraseo de una canción)

Luna llena, ¿me puedes decir si por alguien ella espera? ¿Espera por mi amor o por el amor del otro?
Hace mucho que la ando buscando. Si la ves, dile que la estoy soñando, porque aquí, en esta ventana, extraño su amor.
¿La conoces? Si, claro que la conoces, porque abajo tu luz con palabras como una canción prometió que amaba y al instante le entregué yo mi vida.
¿Te acuerdas? Dime entonces, por favor, donde andará. Si ríe o llora, para acompañarla al son de su deseo; Si quiere silencio, y yo cubrirla en mis brazos; si desea gritar, y yo poder prestarle mi boca; si esta sufriendo, y yo poder darle mi aliento; o, en el caso que así fuera, dime si a otros brazos le esta prometiendo lo que a mi me prometió.
Luna llena, no ves mi tormento.
Por su culpa yo me enamore, mi luna llena, mi blanca mujer.
Por ti, ya no habrá consuelo

16.4.12

Miedo

"Mis pasos en esta calle
resuenan en otra calle
donde
oigo mis pasos
pasar en esta calle
donde sólo es real la niebla"
Octavio Paz

Un domingo, de noche, después de llover. Las calle desiertas del centro me parecían amenazantes. Cada esquina era afilada y traicionera. Solo quería correr. La lluvia había barrido con cualquier alma que hubiese osado caminar por esas horas.
Recuerdo que entre en pánico, avancé raudo por el paseo Huérfanos, sudando en cada paso miedo y agitación, sintiendome perseguido incluso por mi sombra. Desesperado, y después de correr algo de veinte minutos, encontré refugio en un taxi, que apiadado de mi, y por unas pocas monedas, me dejo frente a mi casa.
Fue la peor experiencia de mi vida.
.

15.4.12

Ver llover

"No me falles, no me falles nunca" se escucha en el aire. Me siento ahogado y cansado de tanta lágrima, de tanta pena, de tanta fatiga.

Ahí va un niño que llora, llora llamando a su padre, llora de la mano de su madre, quien lo tiene apegado a ella, ahí a su lado... Ahí va, un hombre le grita a su mujer y ésta, con una hija en brazos y un niño a mano, escucha espantada, triste, furiosa, mientras este hombre lanza dinero sobre su rostro y huye cobardemente de su lado.

Y ella no nada más caminar tras él...

Ver llover por mi ventana. Escampado, la melancolía en mi calma se posa en mi cama. Descanso con los ojos cerrados sobre el horizonte lluvioso, deseando caer ahí mismo, caer, sí caer. Escampa y cesa mi buena cara.

Esta música definitivamente no me ayuda con el ánimo.