22.9.13

Entonces vimos lo eterno y comprendimos que no era lo que queríamos. Se tú la muchacha que huya del cielo, que yo sólo sé de lo terrenal.

Hay veces...

 Hay veces en que la desilusión de la vida invade, me entristece no ser el que corresponde. ¿Por qué ir adelante mirando el suelo siendo que en el horizonte hay aún tanto por alcanzar? Sueño con la tranquilidad alcanzar algún día y reír para siempre.
 La Cruz en lo alto observa a los devotos mientras se arrastran por los suelos.

20.9.13

Cielo

Dame tu sonrisa de cada día, para revivir luego en el carnaval de caricias, entre tú y yo, entre nosotros.
Se mi musa del amanecer, la diosa de mis atardeceres.
Ven, y cubre con tus achocolatados pasos mi risa y has de mi sueño el paso a tu cielo.
Amén.