25.10.09

El cuerpo canta - Miguel de Unamuno

El cuerpo canta;
la sangre aúlla;
la tierra charla;
la mar murmura;
el cielo calla
y el hombre escucha.

23.10.09

A veces, en octubre, es lo que pasa... - Ángel González

Cuando nada sucede,
y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frío oxida el borde de los ríos
y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas,
como susurros que dispersa el viento;

entonces,
ya se sabe,
es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente
y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan sólo es lo que dije:
lo que pasa.
____
Copy-paste obtenido desde http://unrinconparalapoesia.blogspot.com/
"las semillas son invisibles; duermen en el secreto de la tierra, hasta que un buen día una de ellas tiene la fantasía de despertarse"
Antoine de Saint-Exupéry

17.10.09

Salve dios

¡Dios te salve, María!
mujer azul, mujer mía,
a quien yo espiaría,
secretamente, desde l'sacristía.

Un monaguillo yo sería,
simple, tímido, sin alegría;
Mas, hombre en cacería,
era yo, a tus ojos, día a día.

Salve dios el profano día,
que en mi mundo aparecías,
vientre bendito en manos mías.

Salve dios la profana idía
de cubrirte de melodías,
besos, roces y fantasías.

Preguntas (¿Por qué?)

¿Cómo sera el cielo de los que desean desaparecer?

¿Cómo morirán los arrepentidos y los cobardes? ¿Manos sobre el pecho, ojos pegados al cielo? ¿Miraran cómo quien por una ventana tratando de olvidar?

¿Por qué los viejos miedos no acaban y se hacen nuevos en cada recuerdo?

8.10.09

Entre latas, piedras y risas...

Patas arriba, él recorre la vida,
dando tumbos como borracho,
tiritando, sonriendo, ensimismado,
revuelto loco entre palabrerías.

“Perseguidle por loco y por cacho”,
ordenaba el juez hace varios días.
“Cada flor me cuesta una herida”
decía el pobre con desdén lozano.

“Nunca perseguí la gloría ni dejar
memoria” tarareaba nuestro loco,
entre lata y latas, entre piedras y risas.

Un día, sin aviso, caer a él le dejan,
así, muerto de vida, libertad y ocio,
final feliz entre latas, piedras y risas.